Moratalla

     Moratalla la bella, como algún  poeta la ha llamado, se sitúa en el Noroeste de la Región de Murcia, entre las montañas más altas de esta región, en un rincón privilegiado donde el tiempo se para y la naturaleza se muestra plena para disfrutar de su extenso término municipal que, con 961,3 km2, es el tercero por extensión de esta Comunidad Autónoma, y se sitúa entre los 10 de mayor territorialidad de España.

    Con una amplia oferta de alojamientos rurales, este municipio se muestra acogedor con sus visitantes para ofrecerles un remanso de paz, cultura, tradición, historia, monumentos, arte rupestre, fiestas tradicionales...

     Si quieres conocerla, desde "la red" te invitamos a visitarla, y para ello te animamos primero a un paseo virtual, y luego, a adentrarte en ella.

  

   Benizar, población de orígen árabe como se puede distinguir en su fisonomía y toponimia: procede de Abeneyzor (hijo "del" más afortunado), y que es un anticipo de la calidad paisajística y natural que alberga.

   Coronada por su Castillo-Atalaya musulmán del s. XII, como parte integrante de la Cora de Tudmir, fue reformado por el Comendador Ruy Chacón en el año 1.347, ya bajo la reconquista cristiana de estas tierras y su administración por parte de la Órden de Santiago. Sus más de 10 siglos de historia, la dotan de una cultura y tradiciones propias, como "tierra fronteriza" colindante con la provincia de Albacete, y puerta de entrada a las "Sierras del Segura".

   Benizar se divide en varios núcleos, como por ejemplo La Tercia, que recibe su nombre de la antigua casa destinada a recoger los diezmos allá por el s. XV, puesto que su base económica es la agricultura y ganadería.

    Destacan su valores ambientales, con lugares de extraordinaria belleza como son el Rincón de las Cuevas, auténtico refugio ornitológico, o la Fuente de Arriba, preámbulo de grandes moles rocosas.

Benizar

Otos y Mazuza

Calar de la Santa

 

   Situado al pie de la Sierra de Villafuerte, a unos 1.300 mts. sobre el nivel del mar, su nombre proviene de la abundancia de roca caliza, modo tradicional de vida de sus habitantes durante décadas a través de la explotación de las canteras.

    Esta pequeña aldea de unos 200 habitantes, enclavada en el límite de la Región de Murcia colindante con la provincia de Albacete, disfruta de un microclima especial que la dota de abundantes precipitaciones durante todo el año, tomando la forma de nieve durante los meses de invierno, y posibilita la agrupación de especies tan características como la sabinar albar, que anticipa tesoros escondidos entre sus bosques y ramblas como las famosas pinturas rupestres de Cañaíca del Calar y Fuente del Sabuco.

   Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en diciembre de 1998 (Kyoto-Japón), se aprecian de dos tipos: Arte Levantino, con su famoso "ciervo" como figura más representativa, y esquemáticas, simbología de un "lenguaje" prehistórico que con más de 5.000 años de antigüedad,  se contituye como un auténtico testimonio de la evolución mitológica del hombre.  

 

Béjar y San Juan

 

  Planicies cultivadas de cereal y plantas aromáticas, donde la ganadería, la recolección de miel, la elaboración de esencias y sus famosos embutidos, dan un toque antropológico a estas pedanías moratalleras, con curiosidades como el cañón de granizo junto a la Ermita de San Pedro.

    Con una población dispersa, sobresalen en su horizonte las Cuevas de Zaén, espectacular acantilado gestado hace más de 12 mills. de años junto a su impresionante patrimonio geológico, y que anticipa uno de los pocos bosques autóctonos de la Región de Murcia, el Carrascal de Bajil, extenso encinar donde se esconden cuevas subterráneas, pinturas históricas, dólmenes, junto a asentamientos calcolíticos y vestigios de otras antiguas civilizaciones.

     La Risca junto a su presa, y la continuación del río Alhárabe que se abre paso entre sierras para buscar tierra abajo recobecos de nutrias, aves y otros pobladores de este arroyo de montaña.

El Sabinar

  El Sabinar es un núcleo poblacional de alrededor de 400 personas, situado en la pedanía moratallera de San Bartolomé, su patrón.  

 

   Su nombre procede de una de las mayores agrupaciones de sabina albar al sur de Europa, siendo además el nacimiento del río Alhárabe, junto a otras curiosidades como el yacimiento de agua salada de El Zacatín.  

 

   Nudo de comunicación entre Benizar, Zaén, Archivel, Calar de la Santa y el pueblo albaceteño de Nerpio, se sitúa en una depresión geográfica que desemboca en el Campo de San Juan.  

 

   Su fiestas se celebrán en honor a su patrón, compuestas de encierros  de reses bravas que se celebran del 22 al 25 de Agosto. 

Cañada de la Cruz

 

  Cañada de la Cruz es la población más occidental del Noroeste murciano, limitando a cuatro kilómetros con la provincia de Granada y a cinco con la de Albacete.

   Situada a los pies del Macizo de Revolcadores, techo de la Región de Murcia, debe su nombre a los antiguos caminos ganaderos que unían Granada con Caravaca de la Cruz.

   Esta población fue la primera en agregar a su topónimo el apéndice "de la Cruz", en referencia a los episodios legendarios que la tradición oral propagó tras la entrada de las tropas catellanas en este territorio. En 1.440, en sus alrededores, tendría lugar la derrota de las tropas musulmanas granadinas.

    En sus fiestas locales, dedicadas a la Purísima Concepción, pero celebradas en Agosto, triplica su población, que se sitúa en torno a los 200 habitantes a lo largo del año (de los cuales unos 35 pertenecen a Los Odres).

Inazares

 

  Clasificada como la población murciana situada a mayor altitud, 1.350 mts. sobre el nivel del mar, se emplaza sobre las laderas del Macizo de Revolcadores, con el Pico de los Obispos y sus 2.014 msnm. como techo de la Región de Murcia.

     Con un cielo catalogado por la N.A.S.A. como el más limpio de contaminación lumínica para la observación astronómica de toda la península ibérica, goza de un clima perfecto para "huir" del calor veraniego y de un invierno que acompaña con varias nevadas a lo largo del año.

    Su situación junto al pico más alto de la región, implica la visita de multitud de aficionados al senderismo y al montañismo, venidos desde toda Europa, y goza de un entorno privilegiado, que le permite albergar numerosas especies animales como son el águila real, búho real, halcón peregrino, buitre leonado e incluso gato montés.

Empresa de turismo con nº de registros TA.MU.113. / C.I.M.U.400.m.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Blogger Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Flickr Icon
  • Black Instagram Icon